domingo, 8 de agosto de 2010

el grillo y la hormiga


Una hormiga, 
sale una mañana temprano de su hormiguero
y se encuentra a un grillo, 
que todavía no se había ido a acostarse.


- Buenos días señor grillo.


-Buenos días señora hormiga. 


-Todavía usted por aquí


-Si, me entretuve un poco más de la cuenta 
observando al sol salir
por detrás de aquellas montañas,
hoy tiene una tonalidad especial.
Y usted ¿donde va tan de mañana?


- A recoger unos piñones
para que desayunen mis niñas
les gustan que estén recién recogidos
y si no salgo pronto a recogerlos
enseguida se terminan.


- Vaya señora hormiga!!!
que si que tiene malcriadas 
a esas catorce muchachitas,
jajajjajjaajja.


Y la señora hormiga 
siguió su camino
hasta que llego al pino
y recogió sus piñones.


Y el señor grillo
se fue a su casa
para echarse un rato 
a dormir su siesta mañanera.


Y colorín colorado . . .

2 comentarios:

pluvisca dijo...

Pues en estos dias, yo soy grillo total!!! jajajaaj

un besazo

anjali dijo...

Yo lo soy casi siempre, sobre todo si no trabajo.
En otra vida debí de ser sereno, o putita jijijij

Besitos