sábado, 3 de julio de 2010

la blogosfera


La primera vez que esta palabra apareció en mi bocabulario fue mientras hacia un cursillo de Internet. No acabé de comprender demasiado que era eso de los blogs, ni que utilidad tenían. Y por su puesto, ni siquiera paso por mi imaginación, que algún día yo llegaría a pasearme por la blogosfera y mucho menos que acabaría publicando mis propios blogs.


Cuando abrí este blog, lo hice como una especie de diario personal donde escribir o más bien desahogarme y poder descargar mis lamentos y pesares, o alegrías, o aquello que me viniese en gana. La verdad es que pensé que como mucho, llegaría a leerlo algún conocido del pueblo, que como yo con otros, de casualidad se encontraría mi nombre y le llamaría la atención y lo leería para pasar un rato distraído; o alguien que  casualmente pasaría algún día por la página y se detendría a dar un vistazo. Por entonces yo no conocía nada o casi nada de todo esto.


Cual no fue mi sorpresa cuando al poco tiempo me encuentro que tenia un seguidor y que me había publicado un comentario; y al poco tiempo tenía otra seguidora que me comentaba también.
Entonces gracias a ellos descubrí sus blogs, que tenían montones de seguidores, me hice seguidores de ellos y  empecé a comentar en sus casas. Visité a los amigos que me parecieron interesantes y me quede a comentar en la casa de los que me gustaron.

2 comentarios:

pluvisca dijo...

Creo que a mi me paso algo parecido en cuanto a internet.

Recuerdo que no entraba nunca, y decia pestes de los que entraban en foros etc, hasta que ocurrió algo muy triste en mi vida y alguién me animo a entrar. Finalmente le hice caso y mira...aqui estamos las dos con blogs y demás jajajajaj

Además, nos hacen mantener la mente más ágil, o sea que es positivo.

Gracias por compartir anjali, eres dulce y llena de sensibilidad

Un abrazo cálido

MORGANA dijo...

Anjali,creo que todos de una manera u otra hemos comenzado así.Pero después de ver lo que he visto soy más cauta a la hora de seleccionar mis contactos.
Cuídate un mundo.