martes, 6 de julio de 2010

el Alma y el camino



El Alma,
cansada de vagar por los caminos,
hastiada, triste y dolorida,
en una orilla del sendero
se sienta a reposar.

Cuantas cosas sucedieron 
durante este largo trecho andado,
cuantos sueños se perdieron
y quedaron para siempre olvidados,
cuantas risas se rieron
y cuantos seres hubieron amados,
cuantos dolores se sufrieron
y cuantas pruebas se superaron.

Pero el balance es bueno
y hay que seguir andando
y apurar el tiempo
que nos queda para llegar al final. 

Descansa un poco, si así lo deseas;
no tengas prisa, que tiempo hay;
cuando tu quieras . . ., sigo andando;
pero con alegría, que cunde más.

Ya se que es difícil, dejar las penas;
ya se que cuesta a veces, entender el mal;
ya se que muchas veces, los dolores aprietan;
y que el mundo está loco y cuesta de interpretar.

Pero se que Dios existe, y es infinito;
y que el Amor es bello, y es especial;
que todos somos hermanos, y somos uno;
y que el dolor del mundo, no es real.

Por eso Alma, 
sigue andando y no olvides a que viniste, 
vuelve a andar y termina el camino que comenzaste;
para que al fin puedas llegar a tu destino,
y así recibir la recompensa que mereciste;
y descansar durante un tiempo con aquellos que amaste,
y planear con tiempo tu nuevo camino.


Lina

Julio 2010

7 comentarios:

pluvisca dijo...

Es muy hermoso creer, pero no podemos elegir el hacerlo o no.

Es muy gratificante leer eso y saber que hay personas que lo gozan

Un abrazo grande

anjali dijo...

Lo se pluvisca, no soy una persona de fe ciega. Me cuestiono mucho las cosas, y me las he cuestionado siempre y por eso se que el creer algo no pasa por lo que los demás dicen, sino por lo que tu entiendes y razonas. Soy persona de ciencias y tengo que ver y comprender para creer, y te aseguro que creo en mis propias experiencias y conclusiones. Y que no es mi intención convencer a nadie ni hacer que los demás me crean, solo que participen de lo que siento.
Además son cosas muy profundas que llevan muchísimo más que no da para expresar en un blog.
Un besito grandote, se que tu si crees en mi Dios.

Reflexiones de Emibel dijo...

Y esa es la vida, seguir andando aunque nos hayamos caído.
Creo en el ser humano, en su condición y su esfuerzo, no tanto; bueno, nada en dios (con minúscula).
Bonitos sentimientos y deseos los tuyos.
Un besico.

emilio dijo...

Y es que el alma, tiene su peso específico, aunque quede muy científico, 21 gramos, pero en la fé, aún tiene más peso, el de todo lo que conlleva una vida.

Bello poema. Un abrazo.

anjali dijo...

Querida Emibel, ¿que fue primero el huevo o la gallina?; ¿la gallina o el huevo?. Para mi eso es Dios, esa chispa que todo lo comenzó. Con mayúscula o minúscula, cada cual como lo sienta. Hay quien lo escribe con minúscula, y luego tiene un gran corazón; y va por la vida haciendo el bien y ayudando cuanto puede. Hay quien lo escribe con mayúscula, y luego no obra en consecuencia.
Para mi, las obras son lo que cuentan.
Un beso bien grande princesa de corazón noble y enorme, mi Dios es el tuyo. Yo lo siento y lo amo, tu no lo has conocido todavía, pero habita en ti igual que en mi.

anjali dijo...

Así es Emilio, toda una vida, y toda la sabiduría y las experiencias que durante ella seamos capaces de acumular. Ojalá y que sean todas positivas!!! y que nos aprovechen para volver en la siguiente vida, en condiciones más favorables para nosotros, y para ayudar en el progreso de la humanidad.
Un fuerte abrazo querido amigo.

MORGANA dijo...

Anjali gracias por entenderlo,pero sólo le quedan 6 meses de vida,sabes a quién me refiero y lo entenderás.
Besos