martes, 6 de abril de 2010

lo que pudo haber sido


Vaya susto que nos llevamos ayer domingo de Pascua.
El sábado se vino mi nieto Edgar, que tiene 8 años y vive en el pueblo de al lado, a quedarse a dormir en mi casa como suele hacer los fines de semana.
Nos levantamos, desayunamos y el se puso con el ordenador portátil que le acabo de regalar para su "nocomunión" y que ahora no suelta ni para dormir.
Yo andaba de acá para allá y las perras detrás mía como siempre, ¡que me siguen a donde yo voy!; mis dos perras, más la de mi hija que se ha ido de viaje y me he quedado de niñera.
A media mañana vino mi hijo a llevarse el crío al circuito para luego volver todos a comer.
Y nada más entrar me dice:
-¿Que le pasa a la Lluna?
Yo le miro extrañada y me vuelvo a observar a la perra y casi me caigo de espaldas.
La cara de la perra parecía la cara de un sharpell y el cuerpo lo tenia encendido de granitos. Los ojos, sobre todo el izquierdo, era una pura raya.
Pero lo más alucinante es que, ni mi nieto ni yo nos habíamos dado cuenta. No haría ni media hora yo había estado acariciándola y la perra estaba normal.
Un rato antes, cuando yo había estado en mi habitación, había observado que el animal restregaba el culo por el suelo; lo había hecho varias veces en un corto periodo de tiempo y yo pensé: "haber si tiene parásitos, tendré que darle el donthal".
Pero ahora me hizo pensar que quizá le hubiese picado algún insecto y le hubiese producido alguna reacción alérgica.
Siendo cachorrita, ya tuvimos que llevarla a la veterinaria porque ya le sucedió algo parecido.
Lo que no se en que momento abrimos la ventana y aprovecho para salir al balcón y que le picara el insecto!!! Pero bichito no había por ninguna parte ni vivo ni muerto.
-¿Que hacemos?
Mi hijo votaba por subir a la veterinaría que vive arriba en el 3º en mi finca, y hubiese sido una estupenda idea si no hubiese sido domingo de Pascua.
Mi veterinario también tiene urgencias, o él o el hermano, pero . . . ¿en Pascua también?
Mi nieto ya estaba nervioso lloriqueando que no quería que la perrilla se muriera.
Mi nuera opinaba que el veterinario del pueblo donde ellos viven si debía atender urgencias . . . ¡pero mujer que es domingo de Pascua! ! !
Al final dije:
-¡Tranquilidad, todo esta controlado! ! ! Lo principal es no ponerse nerviosos.
Iremos a mi centro de trabajo, cogeré un Urbasón y una jeringa y se lo pinchare yo misma.
Todos al coche! ! ! Perra incluida, llegamos a la residencia y mientras yo subia a por el material ellos esperaban en el parkin.
Como estoy de baja las compañeras que preguntan, que quieren que me siente a tomar café, que les explico que iré otro dia que tengo prisa que estan esperando abajo y la perra está chunga.
Cuando vuelvo casi me muerden de lo nerviosos que estan.
La perrilla ya empieza a tener algo de dificultad para respirar.
Le pincho el Urbasón allí mismo en el parkin como si fueramos yonkies.
Inmediatamente se le empieza a notar el efecto y empiza a respirar mejor.
Poco a poco desaparece la rojez de alrededor de los ojos y los granos; pero la hinchazón de los ojos y sobre todo la que tenia a los lados de la boca, tardo en desaparecerle todo el dia y hasta bien entrada la noche.
Gracias a Dios y a que supimos actuar correctamente y con serenidad, hoy ya se encuentra perfectamente.
Un lametón a todos de su parte.

15 comentarios:

MORGANA dijo...

Eso es lo importante Anjali,que todo quedara en un susto.
Cómo te dije regreso pero no comentaré a diario,sólo cuando publique o no os haya comentado.
un millón de besos.
Morgana.

anjali dijo...

No te preocupes guapa, blogger es un lugar de amigos donde uno acude el dia que puede y siempre es bien recivido. Cuando no está, se le hecha a faltar; pero no porque se le critique y se sienta enfado, sino porque se le añora y se teme que algo no grato le aparte de acercarse por allí.
Un besito y sepas que te entiendo perfectamente. Intento compartir mi energía positiva contigo y con aquellos que de verdad la necesitan.

mErL dijo...

Experencias de la vida, lo mejor es poder contar un final feliz. Pero el susto no os lo quita nadie.

Un abrazo.

Forbidden dijo...

Amiga la verdad que susto, pero bueno por suerte todo salio bien.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

Reflexiones de Emibel dijo...

Uffff amiga qué historia nos cuentas, ojalá hubiera sido ficción. Qué disgustillos nos dan estos peludos.
Me alegro de que todo saliera bien. Siempre es bueno tener a mano un telf 24 h de alguna clínica veterinaria porque no piensas que es muy arriesgado tomar decisiones así?
Un beso.

Carmen dijo...

Anjali,

Me ha parecido, pese a lo dramático de la situación, uno de los relatos más tiernos que he leido.
Quien ama a los animales tiene buen corazón y, por tanto, ha de ser buena persona.
Me alegro que todo quedara en un gran susto y que supieseis reaccionar a tiempo.¡ La vida suele ser tán imprevisible!

Un abrazo.

anjali dijo...

Lo "gracioso del caso" es que ya es la 2ª vez que me pasa.

La otra vez fué con mi Nala (la boxer que se me murió) cuando era un cachorrito de 9 meses, y fué a las tres de la mañana. Y ya tuve que ir a por Urbasón al trabajo y pincharla yo para salvarla.

Pero aquella vez casi me muero del susto. Ahora me lo tome más relajada porque era veterana.

Un besito a todos.

emilio dijo...

Gran aventura para un domingo... jajajja, me río porque tuvo un final feliz, y me alegro mucho.

Un abrazo amiga.

Flautista de Neón dijo...

Vaya con la perrita, menudo susto.
Y es que estas cosas son tan delicadas, que a uno le invade los nervios y la incertidumbre.

Por suerte, la experiencia te ha servido de ayuda para decidir pincharla.

Bufff,.... un final feliz, gracias a Dios.

Un abrazo, Anjali.

pluvisca dijo...

Vaya susto mi niña, jjjooooo, menos mal que todo ha terminado bien.

Un abrazo ti y a LLuna

Teresa dijo...

Me alegro anjali, aprecio tanto a los animales que me duele como si fuera mia.

Lametones para ti y para ella.
ღ°´¨)
¸.•´¸.•ღ°´¨) ¸.•ღ°¨)
(¸.•´ (¸.•`ღ° ..:¨¨ღ°¨ღ°teresaღ°¨ღ°¨ღ°

MORGANA dijo...

ANJALI,he de comentarte algo en privado sobre tu comentario,no creo que sea buena idea dejarlo aquí.Mi correo es garcamj@gmail.com
Besos

Azul. dijo...

Estoy de vuelta, anjali!
Me alegro de que pudieras salvarle la vida a la perrita con tus conocimientos y tu rapidez!
Tu si que eres una super abuela!
Besos.

Pedro dijo...

¿Tenéis procesionaria del pino por la zona...?
Yo he tenido el mismo problema con una de mis perras y fue debido a la procesionaria.
Los síntomas son los mismos y casi se me muere (también reaccioné a tiempo...)
Lametones y ronroneos de parte de mi tropa (2 perritas y 5 gatos)

Ignacio Bermejo dijo...

Uf... que susto, si te cuento el que me lleve yo ayer, con una moto incendiada conducida por una pareja de jovenes que tambien ardian...